En Babahoyo se quejas por las multas

 Varios conductores consideraron que los dispositivos representan un atentado a su  economía. Además, según ellos,  seis  estarían  ubicados en vías consideradas como estatales. “Es imposible no cometer infracciones cerca de estos radares por más que uno esté concentrado en el volante, porque los fotorradares de la ciudad, que dicen que son de última tecnología, no son preventivos sino sancionadores”, comentó Geovanny Cozzarelli, presidente de la cooperativa San Fernando. 

El dirigente, junto a otros colegas, se reunieron con el alcalde, Carlos German,  y un equipo de concejales. 
Allí expresaron su malestar manifestando que deben bajar la cabeza para mirar el velocímetro a cada momento, lo cual podría generar un accidente de tránsito. 
Sugerencias. Por su parte, el primer personero municipal, les dijo que están en toda la facultad de reclamar, pero que las quejas deben presentarse por escrito. “La solicitud de los pedidos se debe hacer ante un Juez de Tránsito para que se investiguen las sanciones”, indicó German.
José Loor, director provincial de la Comisión de Tránsito del Ecuador (CTE), sugirió que se calibren los fotorradares, ya que hay conductores que pasan a 40 kilómetros y aún así son multados. 
También recomendó que la velocidad se visualice en paneles digitales y se clasifiquen los diversos tipo de transportes.